Cuatro respuestas de un blogger

Este soy yo

Este soy yo estudiando francés.

Hace tres meses (el 26 de mayo) un grupo de muchachos de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana me envió amablemente un cuestionario de DOCE preguntas para un reportaje radial. Me resistí a semejante tortura y al final redujeron a la mitad su interrogatorio. Respondí con cuidado, dediqué horas a pulir cada frase, pero sólo a cuatro de sus inquietudes.

He elegido esta pequeña entrevista para comenzar la sección Luego existo…, en la cual publicaré mis ideas sobre los temas que trato en Connexion 2.0. En rigor no tenía otro material más apropiado a mano.

Al releer mis respuestas recuerdo que fui deliberadamente pesado en algunos momentos, casi amanerado en el estilo. Pero no me arrepiento. El traje de “profesional-académico-experimentado” no me queda bien (detesto los trajes). Lejos de la academia hace seis años y del periodismo –por razones ajenas a mi voluntad– preferí entonces adoptar una postura entre el desenfado y la ironía, como atuendo de ideas en las que realmente creo.

¿Qué potencialidades le ve al blog cuando escribe sobre la realidad cubana?

Escribir un blog sobre eso que llamamos, no sin cierta afectación, “la realidad cubana” debería ser un acto esencialmente igual a que un eslovaco nos hable de la vida en Bratislava o un coreano nos narre sus aventuras en Seúl. Hay, incluso, combinaciones menos predecibles, como la bitácora de un español residente en Japón, que descubrí hace un par de semanas. En fin, un blog debería permitir lo mismo en cualquier latitud.

Cuba tiene algunas particularidades que distinguen su acceso a la red: una casi inexistente conectividad individual, insuficiente conectividad social, una marco legal bastante desconocido sobre el uso de las tecnologías de información y comunicación… para no hablar de su singularidad como país de sistema político monopartidista, donde todos los medios de comunicación pertenecen al Estado, y un largo etcétera.

Sin embargo, para un creciente –perdonen mi optimismo– número de personas en la isla, bloguear se está convirtiendo en un acto tan carente de gravedad como ir a una fiesta y compartir con las amistades sus accidentes cotidianos. Los juicios dicotómicos sobre la aún naciente blogosfera cubana vienen cada vez más desde espacios exteriores, a ella y al país, que juzgan toda realización con los calificativos de “disidente” u “oficialista”.

Hoy en Cuba es perfectamente posible apartarse de ese discurso miope y escribir sobre una realidad tan diversa como distintos somos los 11,2 millones de seres que habitamos esta tierra.

Para cerrar esta pregunta, pienso que las potencialidades son similares a las de los blogs de cualquier otro sitio, si acaso un poco mayores por el estado “larvario” en que se encuentra la blogosfera cubana. Aunque, retomando la idea de los dos párrafos anteriores, creo que las bitácoras de la isla pueden hacer bastante, al menos en el área de la comunicación, para trascender esa visión maniquea y retrógrada, desde y sobre Cuba, que se niega a perecer.

¿Qué lo media a  la hora de publicar en sus blog o responder comentarios de sus lectores en la Internet? ¿Tienen alguna agenda?

Las mediaciones pueden ser incontables. Lo interesante es que muchas de ellas actúan sin que nos demos cuenta. Pero vamos a relacionar la pregunta con el tema de las agendas.

En mi caso esos temas que acaparan fugazmente la atención pública influyen en particular cuando escribo para Bloggers Cuba. En esta comunidad hemos tratado de planificar coberturas sobre tres eventos determinados, como podría hacerlo un medio tradicional: los 50 años de la Revolución, la destitución de Lage y Pérez Roque, y la jornada contra la homofobia.

Fuera de esos momentos, nuestros post se alejan o acercan a las corrientes noticiosas o los debates sociales más candentes en dependencia de los intereses de cada cual. Entonces, lo mismo encuentras varias entradas sobre un torneo de ajedrez que una crónica sobre un taller en el Marinello.

Mi blog de fotos en español y francés.

Mi blog de fotos en español y francés.

En mis otros blogs, Habana 713 (de vacaciones) y El rumor del elefante, las agendas mediáticas tienen una influencia muy tangencial, tanta como existe sobre cualquier otro blogger aficionado a la fotografía y a las pequeñas historias cotidianas. Tal vez un poco más, lo reconozco, porque el “disfraz” de periodista me acompaña a mi pesar las 24 horas.

Acerca de los comentarios, estos son la más dura escuela para el blogger. Para los cubanos, que enfrentamos un ciberespacio donde abundan posturas irreconciliables con respecto a Cuba, la tarea de lidiar -casi en su sentido taurino- con los lectores es doblemente angustiosa.

Yo he dejado de creer en la absoluta libertad de expresión de los comentaristas y prefiero, más bien, mi absoluta libertad de no permitir que vengan a joder a mi casa, o sea, a mi blog. Esa idea del blog como casa donde entra quien me da la gana, para decirlo sin manierismos académicos, la tomo de uno de los fundadores de Bloggers Cuba: Roger Trabas.

¿Qué géneros periodísticos son más usuales en su blogs? ¿Por qué?

Vade retro, Satanás. El día que me siente a postear con un molde de esos que llaman “géneros periodísticos”, dejo de escribir blogs y me dedico a la repostería.

Los he usado: la entrevista, la crónica, algo de reportaje, una pizca de artículo de opinión… pero más por rutinas profesionales, por vicios aprendidos en la facultad y en mi “vasta” experiencia en los medios.

¿Los más usuales? Sinceramente, ni idea. La blogosfera es infinita, todos los días nacen y mueren bitácoras nuevas. Yo cada semana descubro alguna y no he dejado de asombrarme por su variedad formal y temática.

¿Cómo define esa comunidad que a nivel de blogs se ha creado en Cuba?

Decir “se ha creado” es incorrecto, por su construcción impersonal. Hablar de UNA comunidad de blogs cubanos es también impreciso, casi exagerado. Existen algunos núcleos más o menos organizados, demasiado jóvenes todos, desconectados.

Por un lado el grupo de blogs reunidos en torno a Generación Y, que según sus propios testimonios realizan actividades de capacitación e intentan organizar eventos. Por su carácter abiertamente contrario al gobierno enfrentan dificultades para funcionar como comunidad y tener una proyección más allá de la web. Cuentan, en cambio, con un apoyo externo visible, que se materializa en premios y apariciones frecuentes en medios de prensa importantes.

Por otra parte, la blogosfera de los periodistas, concentrada alrededor de Reporteros al servicio de la Revolución (o algo así) y la reciente iniciativa del Centro de Información para la Prensa, Blogcip.cu. El problema que le veo a estos empeños en su excesiva atención a “la casa de al lado”, o sea, a los blogs catalogados por ellos de “disidentes”, “contrarrevolucionarios”, etcétera.

No obstante, hay excepciones notables en esta tendencia. El blog de Luis Sexto quizás sea de las más remarcables.

En Blogcip.cu aparece una definición bastante definida de cuáles son los objetivos de esa plataforma.

En tercer lugar, Bloggers Cuba, que es una comunidad creada de manera independiente por un grupo de bloggers de disímiles perfiles profesionales.

Contrario a lo que podría deducirse por el cuadro anterior, Bloggers Cuba no está, en mi opinión, en el centro de nada, ni es una tercera vía, ni una alternativa. Sencillamente hemos preferido no colocarnos en un campo donde la excesiva polarización no deja muchos espacios a la creatividad, a la expresión de las ideas individuales, ajenas a una retórica discursiva asfixiante.

Somos, eso sí, sociedad civil en estado puro. Un grupo de ciudadanos que se ha reunido en torno a una tarea común: alimentar una plataforma de blogs. Mantenemos una comunicación diaria entre nosotros. Eso nos ha permitido trabajar sobre la base de un consenso que a veces no es necesario siquiera hacer explícito mediante consultas formales.

Además, ya somos una comunidad de amigos adicta a los espaguetis y otras “exquisiteces”.

Y por último crece un número incierto de blogs, más o menos conectados por intereses específicos -la programación, por ejemplo- o del todo aislados. El futuro de estos no es, ruego a todos los santos, “aliarse” a ninguna comunidad, bloque, o como se llame. Sí sería deseable un mayor conocimiento mutuo, para organizar encuentros similares a los de otros países. Tenemos infinidad de temas por discutir y aprender, fuera de los blancos y negros, rojos y azules, derechos e izquierdos…

Anuncios

3 comments so far

  1. Lynnard on

    Como creo que no podía ser de otra manera -o sí, porque el universo blog es ciertamente “sorprendente”- dejo este primer comentario en lo que estoy seguro que será, muy pronto, una casa para muchos.
    En lo personal, sigo con bastante asiduidad (según me permite mi conexión laboral) los blogs hechos desde Cuba y creo que podías haber sido, si no más irónico, al menos más ácido en tus respuestas. De cualquier manera, los chicos de Fcom encontraron más de lo que buscaban, o menos de lo que querían, pero aún deben estar buscando una mejor manera de preguntar, en 4 puntos, lo que quieren saber.

    • leonardocaro on

      Lynnard. En mis respuestas traté, sobre todo, de no vestir la aburrida escafandra del “experimentado”, del “profesional” que olvidó sus tiempos de estudiantes (salvo cuando toca hacer el relato de sus increíbles conquistas). Los muchachos de Fcom fueron deliciosamente ingenuos y abarcadores en sus preguntas, como suele suceder cuando tenemos menos de 25 años y la vida aún nos parece una edén de posibilidades. Hice el mismo esfuerzo que me hubiera gustado reconocer en muchos de mis entrevistados, cuando yo era un “muchacho” de Fcom.
      Me alegra ver que es tuyo el primer comentario. ¿Quién sabe si mañana te veamos escribiendo desde este lado?

  2. Bitacoras.com on

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Este soy yo estudiando francés. Hace tres meses (el 26 de mayo) un grupo de muchachos de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana me envió amablemente un cuestionario de DOCE preguntas para un reportaje radi…..


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: